¿Por qué me salen ampollas en los pies?

¿Por qué me salen ampollas en los pies?

La práctica de deporte hace que, en muchas ocasiones, nos aparezcan ampollas en los pies que hacen que nos duelan al pisar y no podamos seguir haciendo actividad física al 100%, por eso hoy vamos a analizar por qué aparecen y cómo curarlas.

¿QUÉ ES UNA AMPOLLA?

Una ampolla es un área de piel que sobresale, rellena de plasma y suero y puede estar situada entre el estrato córneo y la epidermis, entre la epidermis y la dermis o bien debajo de la dermis. Las ampollas se forman en las manos y los pies debido al rozamiento y la presión.

 ¿PORQUÉ APARECEN?

Las ampollas en los pies aparecen debido a la presión y a la fricción que ejerce el calzado cuando realizamos algún deporte. Este roce continuo hace que la piel se vaya desprendiendo poco a poco hasta provocar una burbuja líquida.  El líquido dentro de una ampolla se llama suero o plasma, son protecciones que genera nuestro cuerpo para curar las heridas en la dermis. Este fluido es por lo general de color claro, pero también puede ser de color rojo si la ampolla se llena de sangre, o verde amarillento si se llena de pus, lo que indica una infección.

Un calzado en mal estado, inadecuado y no apto para el momento en el que estamos llevando a cabo la actividad es una de las causas de las ampollas. Las ampollas en los pies se producen en zonas en las que el calzado nos roza y en las que sometemos al pie a un proceso de fricción.

Otro punto a tener en cuenta son los calcetines, que deben adaptarse también a la perfección al pie. Utilizar calcetines con coolmax que transpiren.

¿COMO TRATARLAS?

Lavarse las manos y la ampolla con agua y jabón

Limpiar la ampolla con yodo o alcohol

Esterilizar un alfiler o aguja (esto se puede hacer con una llama o alcohol)

Hacer un pequeño agujero en el borde de la ampolla

Escurrir el líquido, pero dejar la mayor cantidad de la piel como sea posible

Limpiar la ampolla con una toallita de esterilización

Aplicar algún spray con propiedades antisépticas o desinfectantes 

Vendar la ampolla

Envolver con la cinta en la parte superior para proporcionar apoyo adicional.

Los primeros auxilios no deben ser necesarios a menos que se rompa la piel de la ampolla o haya sido dañada por la fricción. Si este es el caso, el tratamiento de la ampolla debe seguir de esta manera:

Lavar la ampolla y el área circundante suavemente con agua y jabón. No introducirse en la ampolla.

Cubrir la zona con una gasa estéril

Si la ampolla fue causada por un producto químico, y es mayor de dos centímetros de diámetro, o se produce en un lugar distinto de los pies (por ejemplo, las manos, la cara o los genitales), consultar al médico de inmediato

 CONSEJOS

Para lograr que la zapatilla se acomode a nuestro pie podemos utilizarlas una semana antes de salir con ellas a correr o el deporte que vayamos a practicar, de esta manera se adaptarán a nuestro pie y su pisada. Llevar el calzado sin que nos apriete excesivamente. Es importante que no se desplace pero que tampoco nos haga daño.

Otra solución puede ser impregnarlas en crema hidratante que ayudará a hacer el cuero más flexible y lograr así una mejor movilidad de los pies y una mayor adaptabilidad de las zapatillas.

Para evitar las ampollas también es importante mantener una correcta hidratación de los pies. Un truco para evitar la fricción de los pies con las zapatillas o cualquier otro de los componentes que utiliza el corredor, se trata de poner vaselina en las partes en las que el roce es mayor, como puede ser la zona de los talones, los dedos, el tobillo…

Usar talco en los pies. Ponerse un esparadrapo de tela en la zona dónde solemos tener ampollas para evitarlas. Baño de pies con sales cicatrizantes (sal y vinagre, sales de caléndula o sales de hipérico)

Todos los Comentarios

Leave a Reply