Los 7 consejos para una limpieza de cutis, piel sensible

Los 7 consejos para una limpieza de cutis, piel sensible

Los 7 consejos para una limpieza de cutis, piel sensible

Descubre cómo realizar una limpieza de cutis para piel sensible, y no pierdas la oportunidad de lucir un rostro saludable, fresco y radiante. En este post te ofrecemos unos útiles consejos que te ayudarán a cuidar tu piel con los mejores resultados.

Las pieles sensibles por lo general reaccionan ante numerosos factores, como el cambio de temperatura, los productos cosméticos o la exposición al sol, produciendo erupciones que pueden causar ardor y picor en el rostro.

Si presentas algunos de estos síntomas, es posible que tengas una piel sensible. Sin embargo, si observas que esta complicación se presenta con demasiada descamación o erupciones, lo mejor será acudir a un dermatólogo.

En caso de alguna enfermedad de la piel, lo mejor será seguir instrucciones del especialista y emplear productos no agresivos, así como una rutina de limpieza o algún tratamiento natural para pieles sensibles, que te permita hidratar y refrescar la piel sin dañarla.

¿Cómo hacer una limpieza de cutis en piel sensible?

En el mundo de la cosmética natural puedes encontrar diversas alternativas para proteger tu piel y evitar que se presenten daños e imperfecciones. Aquí te damos algunos consejos para realizar una limpieza facial casera para piel sensible.

Usa agua micelar

Antes de proceder a la limpieza de cutis para pieles sensibles, has de saber el tipo de agua que utilizas para tu tratamiento facial. ¿Por qué? Pues, por ejemplo, porque el agua del grifo puede contener propiedades calizas que causen irritaciones en tu piel. Por esta razón, te recomendamos sustituirla por un producto más especializado. El agua micelar es perfecta para cuidar tu piel, gracias a las propiedades de sus aceites naturales.

agua miscelar limpieza de cutis

Cuidado con las altas temperaturas

De igual forma, es preciso cuidar la temperatura del agua. El calor no es adecuado para la piel sensible, así que es preferible que optes por utilizar agua fresca. Y, en el caso de que la piel de tu rostro se encuentre afectada o deteriorada por el calor, te recomendamos el uso de un gel reparador.

Utiliza productos no agresivos

Lo más importante para las pieles sensibles es conservar su pH y su barrera protectora. Esto lo puedes lograr usando un jabón específico para pieles sensibles. También puedes optar por productos elaborados sin detergente, como aceites o geles de baño.

Otra opción es utilizar productos limpiadores creados para la piel sensible. Un ejemplo de este tipo de productos es nuestro limpiador cutáneo natural, que realiza una limpieza profunda en las zonas epiteliales agredidas o deterioradas. Este producto funciona como sustituto del jabón. También previene la sobre infección de espinillas y puntos negros.

Usa aceites naturales

Una excelente alternativa para retirar el maquillaje de tu rostro es usar aceites naturales específicos para piel sensible. Después, tonifica tu piel con agua termal compuesta por sustancias balsámicas.

Crea una rutina de exfoliación

Cuida mucho tu piel al realizar una exfoliación, este es un procedimiento delicado para la piel sensible. Lo recomendable es que lo hagas cada 30 días, y de ser necesario, como máximo dos veces al mes.

Nunca uses exfoliantes granulados o abrasivos, opta por aplicar mascarillas para el cutis de componentes relajantes o una esponja suave y natural. Trata tu piel con la mayor suavidad, no frotes ni la aprietes demasiado, así que recuerda usar movimientos suaves. Finaliza aplicando un gel de Alove Vera o crema hidratante, que proteja y relaje tu piel.

Hidrata tu piel

Para una limpieza de cutis en piel sensible, es fundamental incluir la hidratación en tu rutina diaria, una o dos veces. Ese simple paso ofrecerá a tu piel luminosidad y suavidad.

Además, en el caso de las pieles sensibles, es mucho más importante, ya que se necesita fortalecer la barrera protectora del cutis. Para ello, elige productos con ingredientes activos de hidratación que refresquen, y a la vez, disminuyan el efecto rojizo causado por la irritación o sensibilidad.

La hidratación te ayudará a prevenir la pérdida de agua en la piel, evitar la resequedad y sensibilidad. Usa productos hipoalergénicos para un mayor cuidado y recuerda comprobar los componentes de tus productos cosméticos. Mientras más naturales sean, y menos sustancias químicas contengan mucho mejor.

hidratar piel limpieza de cutis

Una piel sensible requiere de productos basados en ceramidas o ácido hialurónico, de textura suave y cargado de poderosos antioxidantes.

No olvides el cuidado de las manos y los labios, ya que estas dos zonas están expuestas constantemente, y necesitan cuidados específicos para evitar que se resequen.

Usa protector solar

Un consejo clave para todo tipo de pieles, y en especial para las más sensibles, es el uso del protector solar. Ya sea en invierno o en verano, es indispensable que apliques una loción protectora como parte de tu rutina diaria.

Recuerda que la piel sensible es más vulnerable a la exposición al sol. Por ello, en caso de sufrir alguna quemadura solar te recomendamos incluir entre tus productos un Spray revitalizante que te ayude a recobrar el buen aspecto y luminosidad de tu piel.

¿Te han sido útiles estos consejos para realizar una adecuada limpieza de cutis en pieles sensibles? Te aseguramos que con estas recomendaciones y nuestra gran variedad de productos especializados en cosmética natural, obtendrás el mejor cuidado para tu piel.

En laboratorios JG Valencia, nos dedicamos a ofrecer las mejores soluciones en cosmética y productos sanitarios y de primeros auxilios, realizados con productos naturales para garantizar la mayor eficacia y seguridad a nuestros clientes.

Todos los Comentarios